Bailas mientras vuelas

Vuela, vuela lento y desespera,
vuela cerca de tus penas.
Sueña lejos, que madura el tiempo,
y amárrate de tus venas.
Espera, despacio que el día llega,
aspira emociones que almacenen
esa lástima de la que estás llena.
Duerme, duerme profundo y eterno,
reflexiona en un mundo ajeno
hasta que comiences a ser parte.
Conoce sus esquinas, sus bares y sus calles,
Su gente, sus reacciones, su paz a montones.
Baila, baila como lo has hecho,
espléndida entreteniendo.
Y vuelve…
vuelve a mis pensamientos cada noche,
cuando la luna aparezca y se reflejen las estrellas
te veré sonriendo, jugando junto a ellas.
Rozando tus brazos ese manto de luciérnagas,
convertida en eterna, interminable frente al tiempo,
pura, sin desagarros de momentos,
pacífica, desde ese retrato, cristalinos tus deseos.

Si la vida misma significa vivir al máximo, le cuento al mundo que la vida misma es amarte, pues nada me hace estar más viva que sentir mi corazón latir cuando tu voz resuena en mi.

Te siento lejos porque lo estás,

has viajado amor mío, pero siento que no te vas.

En mi alma queda tu aroma,

en mi cuerpo tu sensibilidad,

y tus sentidos que me expresan

todo lo que me quieres aunque yo te lo diga más.

Te necesito eternamente,

te deseo y sueño en cada momento,

compartir con vos,

¡es tan felízmente real!,

me traslada a un universo fuera de lo normal,

porque tu amor sobrepasa cualquier barrera,

porque tu espíritu me enseña a amar!

De mi autoría.

Amor de niño, 

amor ansioso,

cuento las horas,

espero otro poco.

 

Me ilusiono y te pienso,

me muevo, me inquieto,

me molesto tanto,

no llega el momento!

Ahora que te veo,

y estamos juntos de nuevo,

parece maravillosamente

que no pasa el tiempo.

 

Se ha detenido amor,

y quiero que siempre así sea

fuerte y real,

puramente pleno!